La literatura infantil-juvenil y su presencia en la escuela

See on Scoop.itBibliotecas Escolares Argentinas

“…¿Y por qué ahora se lee más que antes en las escuelas? En parte por el impulso de los planes oficiales encarados por gobiernos centrales y municipales, que incluyen más literatura en los planes de estudio y en muchos casos proveen de libros a escuelas y bibliotecas. Pero también, diría yo, porque en los últimos años hay una creciente aceptación de la idea de que la literatura es formativa, que contribuye al desarrollo intelectual y emocional de una persona, y que quien es un lector apasionado en la infancia lo seguirá siendo de adulto y tendrá así más y mejores armas para salir adelante.
Entonces viene la pregunta que oímos muy a menudo quienes trabajamos en el área de la literatura infantil: ¿cómo se hace para lograr que a los chicos les gusten los libros? Es una pregunta que formulan muchos padres que parecen confiar en que existe una receta mágica para crear lectores. Creo que la primera respuesta a la pregunta de esos padres –por lo menos la que doy yo- es que la mejor manera de que los chicos se conviertan en lectores es que vean a sus padres leer con pasión, que en sus casas se respire el placer de la lectura. Sin embargo, muchos de los padres que se proponen lograr que sus hijos lean, que les compran libros y les hablan de la importancia de la lectura, no leen ellos mismos casi nunca, con lo cual no constituyen un ejemplo muy motivador.
En otros casos no hay dinero para libros. O la familia ni siquiera se lo plantea como problema –quizás porque tienen preocupaciones más acuciantes que ésta- y los chicos no cuentan en casa con ningún material de lectura, ni siquiera revistas.
Para todos esos chicos, que no han visto leer en sus casas, existe una segunda oportunidad de convertirse en lectores, y ésa es la escuela.”

See on latintainvisible.wordpress.com

Anuncios

Comentarios desactivados en La literatura infantil-juvenil y su presencia en la escuela

Archivado bajo Sin categoría

Los comentarios están cerrados.